top of page

3x1=Tríada

Updated: Aug 6, 2023

"Tríada" La Serie





Aria


*ALERTA DE SPOILER*


En la viña de la ciencia todo es posible o al menos eso es lo que nos quiere vender esta nueva serie de Netflix llamada Tríada. Antes de empezar a hablar de esta serie les cuento que el que se junta con cojos al mes cojea (la original dice que es más tiempo, pero no se necesita un año para que se peguen las mañas) y yo me fumé (como diría mi buen amigo Amado) esta serie en un día. Me acosté a las 2:00am y luego mi cabeza empezó a darme lata porque no podía dormir. Si están pensando que no tengo oficio están en lo cierto. Los fines de semana son sagrados para mí. Arte, Netflix and eat. Hablando en serio, esta serie me llamó mucho la atención desde que vi el trailer en Instagram y decidí darle una oportunidad. No me sorprendió que la serie es protagonizada por Maite Perroni aka “La sobreviviente de RBD”. Ella es la única integrante que ha tenido más éxito en la actuación y siempre se ha mantenido activa desde la separación de RBD. Después del excesivo/innecesario despliegue de sexo de Oscuro deseo donde la vimos hacer hasta el salto del tigre con Alejandro Speitzer, Netflix nos trae devuelta a Perroni, multipicada por tres, en este drama basado en hechos reales. Curiosamente, la escritora de Oscuro deseo es la misma de Tríada, pero debo decir que esta vez le bajó al sexo y se concentró más en la historia que toca varios temas interesantes.




La serie comienza cuando Aleida, presidenta de una gran corporación internacional que recluta ejecutivos de alto nivel, sufre un brote psicótico e intenta matar a la Dra. Julia Batiz, su psiquiatra, en la azotea del edificio donde se encuentra su consultorio. En dicho intento, varias personas resultan heridas a causa de los disparos que Aleida les proporciona cuando tratan de detenerla. El desafortunado suceso termina en tragedia pues la policía llega y le dispara a Aleida dándola por muerta. Más tarde, Becca, una chica que trabaja en el departamento forense de la fiscalía, llega para recoger el cuerpo de Aleida y entra en shock al darse cuenta de que las dos son idénticas. Para sorpresa de Becca, Aleida aun sigue con vida y sus últimas palabras antes de “morir” fueron decir su nombre. Imagínense, una noche común y corriente en tu trabajo y te encuentras con alguien igualito a ti y esta persona te reconoce. Bastante impactante si me lo preguntan. Luego de eso viene todo el revolú de quién es esta mujer y por qué conoce a Becca. ¿Tenía una hermana gemela? ¿Las separaron al nacer? ¿Alguien más sabía de ello? Todas esas preguntas son respondidas en el transcurso de la serie. Como era de esperar, Becca no quiere quedarse con la duda y comienza a averiguar por su cuenta pese a que Humberto, su jefe y encargado del caso, le dice que no lo haga. Después de la presunta muerte de Aleida el caso es cerrado. La familia de Aleida es una familia adinerada y no quiere que se sepa lo que realmente pasó por lo que revelan que la mujer que había entrado a disparar al consultorio había sido otra mujer desconocida que supuestamente era una paciente más de la Dra. Batiz. En su búsqueda por respuestas Becca descubre la existencia de Tamara, otra mujer idéntica a ella y a Aleida, cuando esta va un club para caballeros y la ve bailando en el escenario.



Antes de continuar, les contaré un poco acerca de la historia real que inspiró Tríada. La serie está basada en la historia de los hermanos Edward Galland, David Kellman y Robert Shafran, quienes fueron separados al nacer y fueron colocados en diferentes familias: una obrera, una de clase media y la última, la casa de un médico acomodado. En 1980, cuando los trillizos tenían 19 años, se encontraron por casualidad y ni ellos ni sus familias sabían de la existencia de los otros dos. La historia de los trillizos fue de mucho interés para los medios de comunicación, pues a pesar de haber crecido en familias muy diferentes, los tres eran iguales. Caminaban igual, bailaban igual, hasta fumaban el mismo tipo de cigarros y compartían otros intereses muy similares. Sus padres adoptivos decían que cuando eran bebés, cada niño se angustiaba y se golpeaba la cabeza contra la cuna.



El caso causó aún más sensación cuando estos hicieron un cameo en la película de Madonna “Buscando desesperadamente a Susan”. Durante quince años, los hermanos vivieron una vida feliz, abrieron juntos un restaurante llamado “Trillizos”, se enamoraron y tuvieron hijos. Sin embargo, la tragedia volvió a sus vidas cuando en 1995, Edward Galland se quitó la vida debido a un caso de depresión producto de problemas mentales que le estaban afectando. Lo curioso es que esto les estaba afectando a los tres hermanos desde pequeños. Los trillizos nacieron de una adolescente el 12 de julio de 1961 en el Hospital Hillside en Glen Oaks, Nueva York. Fueron separados cuando tenían 6 meses por la ya desaparecida agencia de adopción de Manhattan, Louise Wise Services. Los niños se criaron a menos de 160 kilómetros uno del otro. La agencia les había dicho a los futuros padres que los niños eran parte de un “estudio de desarrollo infantil de rutina” y que su participación aumentaría sus posibilidades de adopción.




Después de la muerte de Edward Galland, Lawrence Wright, un periodista de NY, realizó una investigación para un artículo llamado Double Mystery donde escribió sobre el Dr. Peter Neubauer y su proyecto ‘naturaleza versus crianza’ que comenzó en 1950. Gracias a las investigaciones de Wright se descubrió que el Dr. Neubauer había trabajado con una agencia de adopción de élite llamada: The Louise Wise Agency, para monitorear a hermanos idénticos durante la infancia y el principal objetivo era que los niños tenían que ser separados. En un documental que se hizo en el 2018 llamado Three Identical Strangers, los hermanos recordaron qué personas de la agencia los filmaron, pidiéndoles que dijeran ciertas cosas andar en bicicleta o pintar un cuadro, con el pretexto de que estaban monitoreando a los niños que habían sido adoptados.

Volviendo a Tríada, todas estas cosas que le sucedieron a Edward, David y Robert las vemos en la serie. El esposo de Aleida la había internado en una clínica porque comenzó a sentir y ver cosas que según él no eran reales debido al trauma de haber perdido a su único hijo que se ahogó en la piscina de la casa. Esa parte nunca la explicaron bien. No se supo cómo fue que el niño se ahogó. No se vio si fue que se golpeó y cayó al agua o algo por el estilo. Solo mostraron al pequeño flotando boca abajo ya muerto. Aleida le explica a la Dra. todas esas visiones y sensaciones que tenía y esta le hacía creer que era por el trauma que había pasado. Aleida sentía que era como si fuera otra persona. Lo mismo que le pasaba a los trillizos. Esto lo vemos en la escena donde Becca tiene un colapso mental y llega borracha a la casa de Humberto, con quien tuvo un romance, y prende en fuego su carro después de dejarla y decirle que su esposa está embarazada. Tamara por su parte prende en fuego un almacén donde hacían droga en su vecindad y Aleida imagina que el árbol de navidad en su casa está en llamas. Aleida ve el fuego como si fuera real pero no es así.

A diferencia de la historia real, en la serie se revela que Rebecca, Aleida y Tamara, fueron creadas en un laboratorio por la Dra. Batiz como parte de un experimento donde se estudiaba cómo sería el comportamiento social de las trillizas creciendo en núcleos familiares diferentes. Aquí es donde entra el tema más interesante de la serie, la clonación. La Dra. Batiz usó un óvulo suyo fecundado y luego lo reprodujo creando así las tres niñas idénticas. Todo eso con la ayuda de Humberto y una organizacion Nazi de la cual ella era parte. Tenía mis sospechas de la Dra. Batiz pero nunca me imaginé que ella resultara ser la madre biológica de las trillizas y que todo lo que las tres mujeres vivieron y pasaron no fue coincidencia. Todo estaba fríamente calculado y planeado para lograr una última fase del experimento que aún no se sabe de qué se trata.

En cuanto a la actuación, siento que Perroni hace los mismos personajes. Obviamente, son historias con temáticas diferentes pero al final siguen teniendo el mismo matiz. Sus expresiones no cambian mucho y su tono de voz es lineal. En el personaje de Tamara sí le cambió la voz pero no le resultó. Sonaba muy falsa y forzada. Aleida era el mismo personaje de Becca pero mejor vestida y con dinero. Es difícil hacer tres personajes en una misma historia. Hay una delgada línea que separa un personaje del otro cuando se trata de gemelos/trillizos y esta se puede diluir con facilidad. En estos casos solo hay dos opciones: O queda bien o queda mal. Aquí pasó lo segundo. La edición tampoco ayudó pues en un momento veíamos la cara Maite y en otro la de la doble y era demasiado obvio. No sé si fue un error de tiempo al momento de mostrar la doble para crear el efecto de que las tres estaban en el mismo lugar o que no les funcionó el efecto de la cara de Maite sobre la de la doble. Se veía como una imagen defectuasa. Aun así, mis respetos para Perroni y el equipo en post producción por el simple hecho de haberlo hecho.

Bueno, hasta aquí llego este podcast por escrito. No se acostumbren que no vuelvo a escribir tanto.


43 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page