top of page

BARBIE (La película): De la muñeca al mundo real. SPOILER ALERT

Updated: Nov 21, 2023




Primero que todo, ¿desde cuando Barbie no está enamorada de Ken y no quiere saber nada de él? Esta es una de las cosas que no me parecieron acertadas de la película, pero antes de entrar en detalle les daré un pequeño background del origen de Barbie.


Barbie es una muñeca fashionista lanzada en 1959, creada por Ruth Handler y fabricada por Mattel. El nombre completo de la muñeca es Barbara Millecent Roberts aka “Barbie” (como hoy en día la conocemos). El nombre de Barbie está inspirado en su hija Barbara Handler. La idea de la creación de la muñeca surge a raíz de observar a su hija darle roles de adultos a las muñecas de papel con las que solía jugar. Para esa época, las muñecas eran presentadas como muñecas de infantes, pero Handler tenía la visión de una muñeca de cuerpo adulto. Al principio, Elliot Handler, su esposo (cofundador de Mattel), y los directores de Mattel, no estaban muy convencidos de su visión.



En un viaje a Europa, Handler ve una muñeca alemana llamada Bild-Lilli, basada en una sátira de un cómic dibujado por Reinhard Beuthin para el periodico Bild. Handler compró tres de la misma regalando una a su hija y llevando las otras dos a Mattel para rediseñarla y lanzarla con el nombre de Barbie. Mattel tuvo conflictos legales con la compañía alemana Greiner & Hausser por registrar la muñeca Bild-Lilli como suya. Mattel contrademandó y el caso se resolvió fuera de los tribunales en 1963. Al final, Mattel compró los derechos de autor y patente de Greiner & Hausser para la muñeca Bild-Lilli por $21,600. (Mmmm… ¿Esto no les resulta familiar? Stealing & Reinventing en América. ¿Dónde lo hemos visto?)



Volviendo a la película… Dentro de lo que cabe, me pareció una película muy interesante. La producción, actuación y dirección estuvieron bien. Sin embargo, la película es excesivamente feminista. No, no estoy en contra del feminismo, pero seamos honestos. Todo en exceso es perjudicial para la salud, pero vamos por partes. Nos encontramos con dos conflictos principales en la historia: Barbie comienza a tener fallas en su comportamiento habitual y Ken arma una mini World War 2 en Barbieland junto a los otros Kens. Debido a las fallas que presenta Barbie tiene que ir al mundo real y encontrar a la niña que está jugando con ella para saber porqué está triste. Esto es algo que me gustó de la película pues la manera en la que se jugaba con las Barbies cambiaba de acuerdo al estado de ánimo o la forma de ser del pequeñín. Un perfecto ejemplo de esto fue la Barbie rara.


Muchos niños le hacían cosas diferentes a la muñeca; le cortaban el pelo, la despeinaban, la llenaban de garabatos con marcadores y demás. Lo que no me pareció muy realista fue la representación de Ken. Sentí que lo menospreciaron, incluyendo Barbie. Ella fue muy dura con él sin motivo alguno. Se enfatizó demasiado el desagrado de Barbie hacia Ken. Ella no estaba interesada en él ni en ser su novia ni mucho menos estaba enamorada de él lo cual está totalmente fuera de la realidad. Barbie y Ken siempre han estado juntos y enamorados. Todo niño que tuvo una Barbie por ley tenía que tener un Ken para que estuviera con Barbie. Punto. Cabe destacar que Ken era exclusivo y no todo mundo lo tenía y el que lo tenía era como tener un PlayStation 5 en estos tiempos. Incluso, Ken era más caro que Barbie (me consta porque yo tuve ambos). Entonces, no le encuentro el motivo del porqué cambiar esto.



Siguiendo con el conflicto de la película, Ken termina acompañando a Barbie al mundo real y ambos son golpeados por una ola de realidad de manera diferente. Barbie experimenta el maltrato y rechazo de unas niñas que en su realidad y fantasía se suponía que la adoraban. Una de las niñas es la que ella piensa que es la que juega con ella, pero no es así. Ken, por su parte, se deslumbra al ver un mundo donde, ante sus ojos, el “hombre manda”. Durante su estadía en el mundo real deciden dividirse para buscar a la chica que jugaba con Barbie y esta le dice (le grita) a Ken que se vaya, pero que no se vaya lejos. Su expresión en la cara fue de fastidio. Creo que esto también fue algo que influyó mucho en la actitud que tomó Ken más adelante. Barbie siempre lo trataba indiferente y en el mundo real sintió un trato diferente de parte de los humanos. Eran más amables con él y parecía más llamativo ante los ojos humanos (aunque creo que esto era más por su físico y su inusual ropa). Ken no había experimentado nada más que Barbieland en toda su existencia. Otro motivo que lo pudo haber llevado a armar su rebelión y convertir Barbieland en Kenland lo cual no le gustó para nada a Barbie. Aquí se puede ver un concepto de normalidad diferente. A pesar de que ella es el centro de todo se deja ver de una manera un poco tosca, para mi gusto, que Barbieland es lo normal y lo que por “ley” debe ser. Eso me sonó igual a cuando te quieren imponer algo no deseado como un tipo de religión.



Una vez que Barbie regresa a Barbieland no lo hace sola. Junto ella llega la persona que realmente estaba jugando con ella que resulta ser una mujer adulta que tenía depresión y estrés por la vida que llevaba. Barbie tomó una actitud inmadura y caprichosa al ver que las cosas no eran como ella quería o como se suponía que debían ser y ayudada por la misma mujer que jugaba con ella armaron un plan para “recuperar” Barbieland a toda costa. En Barbieland todos los roles eran ocupados por mujeres y Ken lo convirtió en lo contrario. En esa parte, no le vi sentido en hacer que Ken se revelara y que tuviera una voz para luego callarla haciendo ver su equivocación. Su forma de hacerse escuchar y respetar fue equivocada más no el motivo. Él también merecía ser visto y apreciado como Barbie. Al fin y al cabo todo lo hizo por el rechazo de Barbie y porque estaba enamorado. En cambio las Barbies le hicieron creer a los Kens que estaban enamoradas para luego cuando se confiaran meterles el cuchillo. En mi opinión, eso fue peor que lo que hizo Ken y los demás. Ellos solo querían igualdad, así como las mujeres exigen igualdad de género en el mundo real.

Otra cosa que me gustó es que la película nos muestra un lado de Barbie y Ken que fue muy humano; el enojo, el miedo al rechazo, esa necesidad de ser visto por la persona que amas, el rechazo de la misma, miedo al cambio y a lo desconocido, sentir que no encajas y que no eres lo suficientemente bueno en algo o en nada. Esto último lo vimos más enfatizado en Barbie ya que ella era el estereotipo, la Barbie común. Las demás tenían una profesión o cargo importante y por esto era que se sentía inferior. En fin, fue interesante ver cómo llevaron a la pantalla el mundo de Barbie pese a los fallos y realmente no esperaba nada más ni nada menos de lo que vi. Solo espero una cosa… Por favor, no secuela. No es necesario.


87 views0 comments

Recent Posts

See All

Commentaires


bottom of page